martes, 9 de noviembre de 2010

FAUNA DE LOS LLANOS ORIENTALES

Los Llanos son para mucha gente la parte más familiar de la Orinoquia, particularmente por la facilidad de observar su fauna y por la abundancia y vistosidad de sus elementos. Por esta razón existe una visión más romántica sobre estos territorios que sobre las selvas o las laderas andinas, que también forman parte de la región desde un punto de vista biogeográfico. Sin embargo, parece sorprendente el hecho de que los Llanos contengan pocas especies nativas o endémicas, a pesar de poseer una gran similitud con las grandes sabanas africanas, en las cuales sus inmensas manadas de mamíferos son endémicas. Sin embargo, el origen de los Llanos Orientales es comparativamente reciente, tal vez menos de un millón de años. Sus suelos son sumamente pobres y se formaron a partir de la sedimentación de la Cordillera de los Andes y de las arenas ólicas del antiguo Escudo Guayanés al oriente. Este hecho probablemente ha limitado el desarrollo de un mayor número de endemismos. Es importante subrayar que la fauna de los bosques de galería que surcan las planicies de las sabanas orinoquenses en realidad corresponde a una fauna amazónica empobrecida, con la adición de algunos elementos de otras formaciones vegetales del norte.


COROCORA ROJA :  (Eudocimus ruber) son posiblemente las aves de pantano más bellas Su pico es curvo para escarbar en el lodo en busca de comida.  Hay también corocoras blancas y negras.





 
Los armadillos:  comprenden cinco especies en los Llanos Orientales y debido a la presión de caza el más grande de ellos está en peligro de extinción. Este armadillo gigante, también llamado trueno u ocarro (Pniodontes maximus) alcanza los 30 kg de peso y es de hábitos nocturnos. Se alimentan principalmente de hormigas y termites que se utican tanto en las áreas abiertas como en el piso del bosque o sabana. Viven en cuevas, las cuales excavan con sus fuertes y grandes uñas. El armadillo hediondo (Cabassous unicinc tus) pesa alrededor de 2-4 kg, es nocturno y también se alimenta de hormigas y termites. La cola está desprovista de escamas grandes, razón por la cual le aplican el nombre común de coletrapo. Habitan en cuevas excavadas tanto en barrancos en las sabanas como dentro de los bosques de galería. El armadillo sabanero (Dasypus sabanicola) es tal vez el más conocido. Aunque consumen también hormigas y comejenes, adicionalmente comen animales muertos, frutos, hongos y otro material vegetal. Dasypus kappleni o el armadillo artacacho se encuentra más en los bosques mientras , el cachicamo, se encuentra en una variedad de hábitats desde bosque hasta sabana.


DEFLER, T. La Fauna de la Orinoquia. http://www.lablaa.org/blaavirtual/faunayflora/orinoco/orinoco6e.htm Consultado 26 de agosto












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada